Escolta privado

Son funciones de los escoltas privados, con carácter exclusivo y excluyente, el acompañamiento, defensa y protección de personas determinadas, que no tengan la condición de autoridades públicas, impidiendo que sean objeto de agresiones o actos delictivos.

Los escoltas no pueden realizar identificaciones, detenciones ni impedir o restringir la libre circulación, salvo que sea imprescindible como consecuencia de una agresión o intento de agresión a la persona protegida o a los escoltas, debiendo en tal caso poner inmediatamente al detenido o detenidos a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Perfil de cliente: grandes empresarios, banqueros, políticos, periodistas y cualquier persona pública que tenga algún tipo de riesgo.

Más Categorías